«

»

mar 31

MIAMI-CARIBE-SUR DE COLOMBIA

20180308_182610

Manizales, Eje cafetero de Colombia

     Contaré brevemente, y tal vez por última vez, impresiones que me llevo a la vuelta de este viaje. Dos meses con Naranjito por Miami, varios lugares del Caribe y el sur de Colombia.

 

     Digo última vez por un par de motivos:  HE PERDIDO INTERÉS POR VIAJAR A LUGARES NUEVOS y HE PERDIDO INTERÉS POR CONTARLO.

 

     VIAJAR, en cuanto a la parte que supone el desplazamiento aéreo, aguantar largos vuelos, esperas, interminables controles, cacheos, colas de inmigración y tránsitos a otros vuelos, ES UN COÑAZO, un “Via Crucis” que algún día descubriremos que te quita varios meses de vida. Cualquiera de los “mataos” que, uno detrás de otro, controlan tu pasaporte y billete, pueden meterte en un problema. Por ejemplo, en la puerta de embarque, ya con tu equipaje facturado, pueden exigirte para continuar un billete de vuelta desde la misma ciudad de destino. No es habitual, pero si los de inmigración no te dejaran entrar y no tuvieras un billete para volver sería responsabilidad de la compañía aérea repatriarte; así que estos se curan en salud y te exigen billete de vuelta desde esa misma ciudad. Con un par.

 

     ¿Y qué decir de los de inmigración? ¿Se puede ser más chulo que los de EEUU? Si cuando haces cola miras el móvil te viene un policía amenazador y te prohíbe que lo cojas. Luego, cuando pasas al mostrador, aunque tengas tu visado te van a interrogar. Que si cuánto dinero llevas, que si qué vas a hacer, cuál es tu profesión, dónde vas a estar…  suerte si no te entran a un cuartito y te tienen ahí esperando y preguntándote más.

 

     Naranjito y yo pensamos que esto forma parte de OTRO PLAN MUCHO MÁS GRANDE. Creemos que algunos allí arriba se alegran cada vez que el terrorismo o alguna matanza con armas copa las noticias. Que prolongan adrede la hiperexposición mediática. Y que utilizan ese miedo y demanda de seguridad para aumentar su control, que ese control les mantiene en el poder. Como decía Joan Tubau: “No sospecha la oveja que es el lobo el regulador”

 

     Es horroroso que pasando a cualquier país te obliguen a dejar tus datos biométricos. Nuestra lectura del iris, de huellas dactilares o de reconocimiento facial se difunden sin nuestro control. Hemos perdido el anonimato y también la privacidad. Estamos allanando el camino a la peor de nuestras pesadillas, a dictaduras que tendrán un control absoluto sobre cada individuo. En China ya han fichado por reconocimiento facial a todos los ciudadanos. Hay cientos de miles de cámaras por todo el país, y pueden encontrar a cualquiera en cuestión de segundos. Allí ya han pasado al siguiente nivel de la atrocidad. Su gobierno “comunista” ha creado un sistema de bonus-malus para los ciudadanos según las opiniones que difunda entre otras cosas. Quienes estén en negativo sufren penalizaciones como la de no permitirles subir en aviones o trenes.

 

     Por otro lado VIAJAR ESTÁ PERDIENDO INTERÉS en la medida en la que se está perdiendo la diversidad. Los lugares, antaño exóticos unos con otros, cada vez se parecen más entre ellos. Cualquier lugar en el mundo tiende a parecer cada vez más un centro comercial indiferenciado, que podría ser el mismo que en cualquier otro país, con las mismas franquicias de moda, complementos, comida rápida…  Los destinos turísticos se disfrazan de la caricatura de sí mismos, pretendiendo hacer creer que los folclores ancestrales aún fueran rutina cotidiana.

 

20180212_103647

Foto de Cozumel, Mejico, disfrazado de la zona de México en el parque temático de Port Aventura. No sale en la foto, pero al lado había 4 actores disfrazados de Mariachi cantando “Adelita”

     Las personas visten de Zara en España, en Colombia y en Mongolia. Comen pizzas, Padthais, hamburguesas y Sushi en cualquier lugar del mundo, usan las mismas redes sociales, han leído las mismas noticias que vienen de las mismas agencias, comparten una cultura global que va limando las particularidades de cada lugar.

 

     Todavía quedan lugares que mantienen una fuerte personalidad, por supuesto. Japon-Corea. Bolivia y Perú. Mongolia y Camboya… pero la tendencia es la que es.

 

     ¿Significa esto que me planteo dejar de viajar? Significa que tengo pocas ganas de explorar superficialmente lo desconocido. Quiero amortizar bien cada vez que pase por el cáliz de un viaje intercontinental, traspasar rápido la zona turística de cartón-piedra y quedarme estancias largas en lugares interesantes.

 

     Pero debo decir también que hoy por hoy me apetece más lo bueno conocido que lo bueno por conocer. Lo que me queda por explorar me lo guardo para cuando los astros se alineen, si es que algún día les da por ahí. Tal vez algún día se monte un viaje a esa Tanzania a la que nunca he ido, por ejemplo, pero mientras tanto conozco lugares fantásticos a los que volver.

     Pero además HE PERDIDO INTERÉS POR CONTARLO. ¿Cómo explicar esto?

 

     Para empezar, más allá del morbo y el cotilleo o lo que le pueda afectar a cada cual, no creo que a nadie le interese nada sobre nadie. Y no creo que mis viajes interesen a nadie. ¿Acaso leo yo otros blogs de viajes? No. No me interesan. Me da la impresión, y esto es solo una impresión, que el narcisismo campa a sus anchas en estos tiempos que vienen. Que no se hacen las cosas por hacerlas sino por mostrarlas a los demás. Que lo que no se ve no cuenta. Que lo que no se cuenta no existe. Masas de turistas dan la espalda a los lugares-trofeo mientras se fotografían. Apenas los miran tras la foto. No fotografían los templos ni los monumentos. Se fotografían a sí mismos. ¿Qué otra función tienen acaso esos “palitos de selfie”, símbolo de nuestra época? Buscan esa autofoto perfecta que subir a la red social, que muestre hasta dónde han llegado y lo felices que son. Una foto que obvie el hecho de que se sacó en medio de una manada humana de turistas, tras hacer una larga cola y con ayudita del “Beautify”. Las redes sociales crean esclavos de sus perfiles, de la propia imagen que se proyecta. ¿Son dueños los usuarios de sus perfiles? ¿O lo son los perfiles de sus usuarios? Personas dependientes de los comentarios que su imagen cosecha, que miden su estima por los “me gusta” que consiguen…

 

     Corto ya. Me he enrollado tanto que mejor dejo el viaje para otro rato.

20180311_111733

Salento, Colombia

15 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Silvia

    Quizás ha llegado el momento de hacer una mirada hacia dentro de ti también. Parece acentuarse según sientes adentrarte en lo mas auténtico de los lugares, dejando lo superficial. Siento que puede ser un reflejo de como te sientes tú, esa llamada a mirar más allá de lo aparente.
    Dicen que es África la que llama a las personas, no al revés, y parece que te está empezando a llamar. África es la “esencia”. Allí es difícil encontrar esos centros comerciales de los que hablas, ni hamburguesas de grandes cadenas. Es dura, impredecible y la gran maestra.
    Por mi lado diré que me gusta leerte. Es una manera de saber de ti, de vivirlo contigo.
    Mucha suerte amigo
    Besos
    Silvia

    1. Elveranomaslargo

      Un besote Silvia. A mi me encantó ver tus viajes por Africa. Angola fue, no?
      A punto de comenzar un nuevo Camino. El Camino siempre te deja regalos ;)

  2. Valeria

    Querido,
    Si de algo sirve, yo te leo. Quizás es tiempo de tomarse una buena pausa. Me encantaría verte uno de estos días.
    Muchos cariños,
    Valeria

    1. Elveranomaslargo

      Valeria, me encantará verte de nuevo y charlar largo y tendido después de 10 años. Tenemos asuntos que tratar.

  3. Tom

    Buenas noches,

    Pues a mi me ha gustado este post y te leo desde q empezé, considero que tienes un pto de vista diferente y con mucho valor.

    De los 2 o 3 post que más me han movido por dentro de este mundillo se encuentra en tu blog.

    El final de este articulo me parece de muchísima calidad , de los que te hacen reflexionar y me ha recordado a como acabas tu libro.

    Estoy de acuerdo totalmente con lo q comentas sobre Facebook (me di de alta y no le cogí el punto y ahora llevo años sin poner nada y ya ni me logeo).No tolero al amigo Zukerberg.

    Tus viajes los enfocas de un modo particular y más como viajero q como turista. Y aunque ahora por mis circunstancias veo muy alejado el poder replicarte en casi ninguno, a mi me gusta leerlo, aparte son cortos, amenos y se nota q tienes buena escritura.

    Yo ando ávido de saber más, (tus movimientos de cartera pej) creo q tienes mucho q aportar tú y el grupo q habíais formado.

    Cada semana miro el blog, y el post de futuros por si das alguna novedad. (Probable q finalmente la empiece si caemos a 9.000).

    Trasmites ser una persona honesta, modesta y cabal.

    También entiendo q todas las personas (incluso las más felices incluso fuera del caradelibro), pasan por diversos momentos emocionales y vitales.

    Muchas Gracias por lo aportado hasta ahora,

    Un abrazo,
    Tom

    1. Elveranomaslargo

      Gracias a tí, Tom, todo un empuje de ánimo para continuar.

      El tema de Facebook, o como lo llamo yo, “El espejo de las vanidades” me ha dado mucho que pensar. En mi adolescencia sólo había teléfonos fijos, llamabas a una casa, no a una persona. A menudo el teléfono lo cogía el padre o la madre de tu amigo y le pedías que te pasara. Quedar era más complicado y por eso se andaba en grupos menores. Si te perdías de tus amigos a mitad de noche casi que podías volverte ya a casa, no tenías opción de localizarlos.
      Cuando aparecieron los móviles el tema cambió, las quedadas pasaron a ser mucho mayores, grupos más grandes. Y desde que aparecieron los smartphones y las redes sociales las noches acababan con grandes grupos, era facilísimo encontrarse. Pero también otros aspectos cambiaron para siempre… creo que bien daría para un capítulo parte hablar de esto.

      Gracias Tom por tus ánimos!

  4. Sergio

    Has viajado mucho y muy rapido! Pero lo que dices es verdad, cada vez nos parecemos mas en todos los paises y es un agobio ver esas mandas de turistas, llevo un tiempo en el que me pasa lo mismo que me da mas pereza viajar y eso que no me he movido ni de cerca tanto como tu.
    En cuanto a las ganas de contarlo pues no podemos hacer nada eso te tiene que apetecer y si ya no te interesa pues nada pero es una pena! ami al menos me parecia interesante mas que por los viajes por tu historia la verdad, seguramente muchos de los que te leamos lo hagamos por que somos inversores a los que tu historia nos motiva y cada vez que vemos que vas libremente a donde quieres pensamos dentro de unos años podre hacer lo mismo con mis dividendos! Y asi obligarnos a seguir el camino.

    1. Elveranomaslargo

      Dios mío, entre los Illuminatti, los que compran riñones y los que regalan dinero han conseguido no ya llenarme el blog de spam, sino cancelar las notificaciones que tenía de los nuevos comentarios. Cuando me arme de valor me meteré a renovar el blog.
      Gracias Sergio por pasar, dentro de poco serás tú el que viaje sin parar si es que eso es lo que te apetece, liberado en cualquier caso de la esclavitud del dinero. Un abrazo chaval!

  5. Seeker

    salgo del economato como decian los gomaespuma y aprovecho esta entrada para agradecerte tus entradas anteriores (por si acaso te decides a hacer una pausita, que espero que no :-) ), A mi personalmente me has ayudado mucho en mi economia familiar (iba a poner finanzas, pero me suena un poco pedante) y tu vision del mundo y de la vida me encanta y a menudo me da que pensar……. un abrazo y GRACIAS!!!

    1. Elveranomaslargo

      Gracias!
      Pues ando por un punto en el que no sé hacia donde tirar. Supongo que por eso me llama tanto hacer el Camino de Santiago de nuevo. Superada la fase de escribir el libro y promocionarlo me encuentro con ese vacío que rellenar. Llevo ya unos meses dando forma en mi imaginación a una novela, voy anotando ideas pero sigo sin encontrar una trama potente. Creo que volver a escribir en el blog puede ser una buena tarea para mantenerme despierto.
      Encantado si aquí has encontrado inspiración y disciplina en tus finanzas.

  6. José Basildo

    Suscribo las opiniones de todos los que han comentado el post. Cada cuál aporta una pequeña idea de lo que puedo pensar aunque sin duda me quedó con la antepenúltima frase de Tom y su opinión en general.
    Mucha suerte y seguro que hay alguna manera, cuando toque, de seguir tus andanzas y enseñanzas cómo has venido haciéndo hasta ahora.
    Gracias

  7. Alex

    Hola majete, yo también te sigo desde hace tiempo y he leído tu libro, muy bueno por cierto, me ha gustado mucho este post, hablas de ir únicamente a los lugares que te gustan, con cuales te quedas, tienes una visión de vida muy parecida a la mía así que me interesa tu opinión, a mi me encanta viajar por España, es maravilloso y no tienes esos problemas que planteas que son muy ciertos, sinceramente creo que está sobrevalorado el viajar lejos.
    Un abrazo.

    1. Elveranomaslargo

      Bueno, me quedo sobre todo con Sudeste asiático y Extremo oriente. Coincido contigo en que no es necesario irse lejos. Yo me voy, pues porque puedo, nadie depende de mí, tengo tiempo… pero siempre digo que la mayor aventura del mundo para mí está muy cerca; en el Camino.

  8. Alex

    Aprovecho también para animarte a que sigas escribiendo, ten por seguro que es una forma de ayudar e influir en las personas.
    Lo que sí es muy cierto y estoy contigo que yo también estoy muy cansado de ver que la gente escribe por el aparentar, del narcisismo, de contar las cosas para dar envidia y para hacer ver a resto que tu vida es mejor o eres más feliz.
    Contar las cosas desde la autenticidad, desde mostrar los lugares hermosos, que tenemos, o no… en plan Jesús Calleja, eso es lo que importa.
    Un saludo

    1. Elveranomaslargo

      Gracias Alex por los ánimos!
      Vaya que sí, escribir es un ejercicio de ordenamiento de ideas fantástico. Permite capturarlas y mantenerlas a salvo del paso del tiempo, tanto de nuestros cambios en el pensar como del olvido, como si fueran fotos que con los años ganan más valor. En cuanto al tema de las redes sociales creo que en breve escribiré largo y tendido. “Facebook, el espejo de las vanidades” puede ser un buen título.
      También ando meses con el proyecto de una novela, dictándole al móvil desde cualquier lugar, capturando ideas con el “Google keep”. Lo que pasa es que es un género un tanto incómodo para mi. El tema de la trama resulta muy complicado. Tendré que matar a alguien, o hacer que pase algo gordo, ¿no?
      Gracias por pasar.
      POr favor, no dejes de publicar una reseña sobre el libro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Current month ye@r day *

Follow
Get every new post delivered to your inbox
Join millions of other followers
Powered By WPFruits.com