«

nov 26

Gastar menos o ganar más: ¿Qué es mejor para tus finanzas personales? (Artículo de invitado por Antoine Kerfant)

(Artículo de invitado de mi amigo Antoine Kerfant, autor del muy recomendable blog “Ideas y Ahorro”
 
)
cv

Todos conocemos a algún cofrade del puño cerrado. Gente que no gasta absolutamente nada que no sea absolutamente necesario. En el lado opuesto, están aquellos que siempre están pensando en cómo ganar más dinero, pero no escatiman en gastos. Te has preguntado alguna vez cual era la mejor estrategia para tus finanzas personales. ¿Será mejor ganar más o gastar menos? En este artículo, voy a procurar responder a esa duda.

 

Un euro ahorrado y un euro ganado no valen lo mismo

Un euro es un euro. ¿Verdad?

A final de cuentas, da igual que el euro que tengas en tu cuenta de ahorros proceda de un menor gasto o de un mayor ingreso. En teoría ambas formas de aumentar tu patrimonio son iguales de válidas.

Pero eso es solo la teoría.

En la práctica, suele ser un poco más eficiente ahorrar que ganar más dinero.

¿La razón? Los impuestos.

Imagina que estás en una situación en la cual tus gastos son exactamente iguales a tus ingresos. No puedes aumentar tu patrimonio ni invertir porque no ahorras nada.

Si consigues recortar tus gastos anuales 1.000€, esa misma cantidad la podrás ahorrar.

Si optas por aumentar tus ingresos de 1.000€, es muy difícil que toda esa cantidad pase a aumentar tu capital. Solamente si teniendo en cuenta esos 1.000€ el total de tus rendimientos no supera los 5.500€ cobrarás esa cantidad íntegra. Pero lo normal es que ingreses en neto 810€, 760€, 700€, 630€ o incluso 550€ dependiendo del tramo en el que se sitúan tus rendimientos anuales.

Ya ves que no es lo mismo.

 

Es genial ahorrar… hasta un límite

Acabo de afirmar que ahorrar es una forma más eficiente de mejorar tus finanzas personales.

La verdad es que cuando miramos nuestros comportamientos como consumidores, nos damos cuenta que muchas veces desperdiciamos el dinero.

Compramos cosas que no necesitamos realmente, caemos en compras impulsivas, no olvidamos de comparar y muchos más comportamientos poco eficientes al nivel financiero.

Pero, recortar no es tan complicado. Si te preguntas como ahorrar dinero, te invito a echar un vistazo a la guía del enlace.

 16384760 - many dollars in a glass jar isolated on white background

 

No se puede ser un tacaño

Cuidado en no caer en excesos. Está muy bien vigilar el gasto, pero también es peligroso pasarse. Me gusta mucho la frase “El más rico de todos los hombres es el ahorrativo; el más pobre, el avaro” de Nicolas Chamfort.

Algunas personas se obsesionan tanto con gastar poco que acaban teniendo comportamientos exagerados.

Como aquellas personas que nunca tienen cambio o se escaquean en el momento de pagar la cuenta. O la gente que siempre gastan mucho esfuerzo y tiempo por ahorrar cantidades ínfimas.

 

Hay un límite en el ahorro posible

Aunque no caigas en la avaricia, gastar menos tiene un límite.

Puedes tomar medidas para reducir tu factura de la luz, pero seguirás teniendo que pagar algo por el servicio. Siempre vas a tener gastos, por muy optimizadas que tengas tus finanzas personales.

Llegado a ese punto, tendrás que valorar opciones para aumentar tus ingresos si quieres seguir aumentando tu patrimonio.

 

Ganar mucho dinero está muy bien, si no gastas en exceso

Aumentar los ingresos es por supuesto una excelente forma de mejorar tus finanzas, a pesar de lo que comentamos antes del impacto de los impuestos.

Hay muchas formas de aumentar los ingresos, pero es cierto que en general cuestan un poco más que recortar gastos.

Puedes pedir un aumento, sacar más rentabilidad a tus capital invirtiendo y reinvirtiendo los beneficios, y también hay cientos de soluciones para conseguir ingresos extras.

 

El circulo vicioso del estatus

Si al ahorrador le acecha el riesgo de la avaricia, al que aumenta sus ingresos le acecha otro riesgo.

Cuando ganas más, se abren más posibilidades para comprar más cosas y cambiar de nivel de vida. Puedes tener acceso a una vivienda más exclusiva, tener un mejor coche, ir a restaurantes más exquisitos. Hasta puedes tener otro estatus social.

En la práctica, eso le ocurre a mucha gente. Con mayores ingresos llegan mayores gastos.

La consecuencia es que, pese a cobrar cada vez más, consiguen ahorrar muy poco. Eso lo explica muy bien Josan en este artículo.

Es más, si luego esas personas pierden una parte de sus ingresos, les cuesta mucho ajustar su presupuesto para no estar comiendo de sus ahorros.

Es natural, nos acostumbramos a ciertos estándares.

 42056901_xxl

 

Combinar las dos estrategias es fundamental

Cada vez que se hacen este tipo de preguntas de elegir entre una estrategia o la otra, es muy habitual que la respuesta sea un punto intermedio. En el caso de elegir entre gastar menos o cobrar más, ocurre lo mismo.

  • Si ya ingresas mucho, tu prioridad debería ser reducir gastos. Suena obvio, pero si ingresas mucho estás pagando muchos impuestos, y cualquier entrada de dinero adicional se verá mermada por ellos. Además, suele ser muy fácil y rápido recortar gastos innecesarios.
  • Si ya has reducido tus gastos, o no los puedes recortar más porque cobras poco, tienes que encontrar nuevos ingresos.

 

Cómo gastar menos

No es el propósito del artículo ser una guía detallada de cómo puedes ahorrar, ya te puse un enlace al principio del post. Pero aun así creo que es importante dar algunas pistas:

1- Hazte un análisis con todo lo que gastas y lo que ingresas cada mes

Repasa todos tus gastos, teniendo en cuenta la parte proporcional de los que son anuales, como los seguros o las revisiones del coche.

He dicho todos los gastos. No todo aparecerá en tus recibos bancarios. Apúntate durante un mes cómo te gastas el dinero en efectivo.

Si nunca has hecho este ejercicio, te vas a llevar algunas sorpresas. Y enseguida verás gastos fáciles de recortar.

2- Haz unos pequeños ajustes en tu casa

Cosas tan sencillas como poner bombillas de ahorro energético, ajustar la potencia de algunos electrodomésticos, revisar la potencia contratada de tu factura de la luz, aislar los puntos de pérdida de calor, reducir levemente el caudal del agua, instalar filtros de aire y medidas similares te pueden ayudar a bajar tus gastos mensuales sin que te des cuenta.

3- Ten consciencia de tus gastos

Tener mentalidad ahorrativa se puede aprender. Simplemente, cada vez que vayas a comprar un producto o contratar un servicio, tienes que reflexionar un poquito. Plantéate si de verdad lo necesitas, y si estás eligiendo la mejor opción.

Tienes muchas herramientas y trucos. Por ejemplo, no compres nunca nada de forma impulsiva. Espérate 3 días o una semana. Y si todavía te parece una buena compra, ¡adelante! Pero ya verás que la mayoría de las veces te habrás olvidado del producto.

También es importante tener una mentalidad menos consumista. Hay muchas opciones de ocio y de diversión totalmente gratuitas, por ejemplo.

4- Compara antes de comprar

Vivimos en la era de los comparadores. No tienes excusa para comprobar varias opciones antes de sacar tu tarjeta de pago.

Creo que aplicando esos 4 principios tienes las bases para cambiar a una actitud ahorradora.

 

Cómo ganar más dinero

Básicamente tienes dos grandes opciones:

1- Aumentar tu salario

Para ello, puedes elegir entre cambiar de trabajo (y de empresa) o negociar una subida con tu jefe. Cualquiera de las dos opciones es válida. Y no menosprecies la segunda, porque con la estrategia adecuada se puede conseguir un aumento.

2- Completar tus ingresos

Hay muchas formas de conseguir ingresos extras. Puedes dar clases particulares, vender productos o servicios por Internet, alquilar una habitación de tu casa, y muchas más opciones. Aunque sean unas pocas decenas de euros más al mes te pueden servir para cumplir tus objetivos financieros.

 

Y no te olvides de invertir

Está muy bien tener ingresos superiores a tus gastos para ahorrar, pero tienes que sacar rentabilidad a tu patrimonio. Es la única opción que tienes si quieres poder vivir mucho más desahogado en el futuro. Incluso puedes llegar a poder vivir de las rentas, como Josan.

  
 

2 comentarios

  1. Elveranomaslargo

    Gracias por el artículo Antoine, una idea muy interesante. No es lo mismo un euro ganado que un euro ahorrado… por desgracia.

  2. javi

    un articulo muy interesante, yo la verdad es que soy muy austero y mis hobies son muy baratos, hace un tiempo que no recibo tus entradas en mi corrreo aunque estoy subscripto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Current month ye@r day *

Follow
Get every new post delivered to your inbox
Join millions of other followers
Powered By WPFruits.com