«

»

may 07

EL BARCO OCHENTERO

(Esta semana será el gran estreno mundial de el libro “CÓMO HACERSE RENTISTA”)

 

agrelaviajes-elbarcoochentero-2

El barco ochentero es un crucero de Pullmantur por el mediterráneo en el que durante una semana convivimos unos 500 pasajeros con ganas de fiesta y varias bandas de los 80. La edad venía a estar entre los 35 y los 55, pero eso no quita para que todas las tardes y noches hubiera conciertos y fiestas temáticas que al tener la barra libre incluida acababan muy desfasadas.

Pero en el barco no solo íbamos “los ochenteros”. También vinieron otros tantos chavalines de entre 17 y 20 años celebrando el viaje de fin de curso de varios colegios. Estos también “cundían” mucho, parecían estar en cualquier rincón del barco. En el buffete libre cargaban sus bandejas como si no hubiera un mañana y mantenían día y noche la fiesta, desparramando hormonas con alegría.

Completaban el pasaje otro montón de guiris jubilados, el público más habitual en los cruceros, que en este caso quedaban arrinconados en los pocos lugares de paz que les quedaron. Sin duda andarán tremendamente arrepentidos de haber contratado un crucero que más parecía un inmenso botellón flotante.

La calidad de los cruceros Pullmantur ha bajado terriblemente. Todos con barra libre, pero con poquísimos camareros para atender. Apelmazamiento general. Colas para todo. Cuentan que hace solo dos semanas hubo una rebelión a bordo, que hartos de tan mal servicio y otros problemas parte del pasaje se rebeló en plena actuación en el teatro y exigieron que se presentara el capitán.

Pero todo se perdona cuando te pasas medio día entre contento y colocado. Si de algo no podremos quejarnos es de fiesta. Comienza el crucero con una fiesta de disfraces de lo más trabajado.

IMG_7583

Los ganadores fueron el grupo que se disfrazó de “Star wars”, que hasta el culo de cubatas nos dejaron este impresionante vídeo porno que ya he subido a “youporn” y que pasará a la historia de la galaxia más lejana y freaky.

hqdefault

 

Todos los días hubo dos o tres conciertos privados para el grupo ochentero. Abrió sesión el grupo AZUL Y NEGRO y nos recordó sus antiquísimas canciones. Divirtió y gustó UN PINGÜINO EN EL ASCENSOR, que nos dio el momento más desternillante del crucero que comentaré más adelante. Un lujo ver a Mario Gil, “el calvo de la Mode”, uno de los protagonistas de mis más enraizadas memorias adolescentes, festero inagotable y muy ameno al trato, a quien siempre recordaré en el videoclip “La evolución de las costumbres”.

Mientras, en la planta de la piscina unas animadoras brasileñas instruyen al chiquillerío sobre cómo bailar “el perreo”. Lo de tener sexo ya estaba inventado, y lo de tener sexo mientras se escucha salsa también. Pero lo de tener sexo a ritmo de salsa con la ropa puesta y a la vista de todos ha sido la aportación al mundo que ha traído “el perreo”, este baile latino que hace furor. Un animador mulato saca a bailar a una octogenaria de lo más desinhibido, que le palpea con cara de asombro el torso desnudo en medio de la exaltación juvenil. Tranquilos señores. Estos chavales pagarán nuestras pensiones.

Majísimo el DR. LIVINGSTONE, premio naranja del barco que apenas conocía y con quien compartimos parranda. Arrasó DANZA INVISIBLE con el incombustible Javier Ojeda derrochando energía en el escenario. Decepcionó ante un público entregado LA UNION, cabeza de cartel, con un Rafa Sánchez un tanto iluminado y convertido en predicador

Mantener el ritmo de la programación resulta muy duro. Una carrera de resistencia a unas edades en las que unas resacas se solapan con otras. Todas las tardes y noches tenían conciertos o fiestas. Parejitas de amigas, alguna pandilla, viajeros solitarios y parejas de novios se mezclaban, se tanteaban y conocían en la barra del bar, luchando por la atención de un abnegado camarero filipino.

Reventó el escenario, hizo temblar el barco SEGURIDAD SOCIAL. Impresionante también el aguante físico que demostraron bebiéndoselo todo tanto la noche como la mañana previa. El grupo LE BLOND retorció varias canciones de la época hasta dejarlas irreconocibles. Gustó el grupo GATOS LOCOS y triunfaron claramente los TENESSEE con su rock tan vocal.

Entre una parranda y otra el barco iba haciendo sus paradas en el mundo real. Las mañanas permitían dar paseos por puertos como Nápoles, Civitavechia, Livorno, Niza…

Un trayecto compartido en el ascensor con unos de estos chavalitos me sirve para saber que Julia se ha enrrollado con un amigo común, pero que no se lo diga a nadie, que a ella se lo contó una tal María y no debe de saberse por ahí.

Pinchó y amenizó ANTONIO ALBELLA, de “LOCOMIA”. Hicieron bailar “LOS DESPISTAOS”. Revolucionó la sala Miguel Costas, de “SINIESTRO TOTAL”, todo un viaje en el tiempo. Pero quien rompió la pana fue Santi Sánchez, de “LOS INHUMANOS”, todo un maestro de ceremonias. Hizo cantar, saltar, reptar y bailar a toda la sala sus canciones más pachangueras. Entre otras joyas para la posteridad este barco nos dejará la escena de varios ochenteros, los TENESSEE, los GATOS LOCOS y el DR. LIVINGSTONE cantando junto a Santi Sanchez el “Me duele la cara de ser tan guapo” en este vídeo:

hqdefaultxcvSD

“Éste es el barco del amor”, decía algún organizador del evento. El último día discutíamos sobre el asunto. Pullmantur no ha aportado estadísticas oficiales, pero en lo que al ligoteo se refiere, mi percepción es que los adolescentes han ganado por goleada a los ochenteros. La complejidad del cortejo humano es supina. Ningún animal en toda la Tierra necesita dar tantas vueltas, superar tantos prejuicios, marear tanto a la perdiz y usar tantos catalizadores ( como el alcohol, aplicaciones de móvil, cines, conciertos etc,.) para emparejarse como los humanos. Pero estas dificultades no hacen mas que aumentar con el tiempo. Mientras que los chavalicos prueban cómo es de hondo el río saltando con los dos pies, conforme se crece los mayores cada vez tienen más exigencias y más listones, a la vez que más pereza y más arrugas. Al final entre los mayores no muchas cosas pasan y de ellas casi ninguna perdura. Al final parece que el que está solo es por algo, por más que nos empecinemos en torcer el destino.

Quizás quien mejor lo resumió fue Mario Gil (Paraiso, La Mode, Pingüino en el ascensor) en su concierto. Estaba José Luis, el cantante, presentándole a él, el único componente de su banda y recordando que aún está soltero, y que las chicas deberían darse prisa cuando suelta Mario: “PUES SI, MUY MAL ME TIENE QUE IR EN ESTE CRUCERO PARA QUE NO ACABE HACIÉNDOME UN BUEN PAJOTE”

 

IMG_7663 IMG_7664 IMG_7660 IMG_7659 IMG_7658 IMG_7656 IMG_7646 IMG_7603

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Victor Muñoz

    Magnífico resumen, a la par que difícil, sólo tú podrías haberlo hecho tan bien y en tan poco tiempo. Yo aún estoy recuperando la conciencia de semejante desfase. Si, te gusta la fiesta y la música de los ochenta es un crucero altamente recomendable, un crucero diferente. Para mi una de las cosas más originales es que te encuentres en los pasillos, ascensores, comedores y fiestas a los autores de la banda sonora de tu juventud, todos solicitos a hacerse una foto contigo incluso conversar. Mención especial en cercanía y no perderse una fiesta para todos los de Tennessee, Leblond, Dr Livingston, Mario Gil, Santi Sánchez, Antonio Albella y Andrés Vázquez que curró un montón.
    Josan me encanta tu blog y lo voy a recomendar a mucha gente, porque se aprende un montón. Te deseo mucho éxito con tu libro, que por lo que he podido leer, es de los que te cambian la vida Ha sido un placer conocerte en éste crucero, a ti y a todos los que hicimos una peña tan maja con la que se podía contar para todo. Ya nos veremos por ahí Josan, un abrazo.

    1. Elveranomaslargo

      Si, yo todavía sigo traspuesto de semejante maratón de fiesta y conciertos. Ha estado genial. Y fantástico el grupo que nos montamos, tenemos que seguir en contacto. Un abrazo

  2. Eva García

    Realmente tengo que decirte Jose que no estoy del todo de acuerdo contigo. Cierto es que el barco Pullmantur está un poco viejito si lo comparamos con otros de nueva generación pero me sorprendió gratamente la atención a bordo y la buena organización tanto en las excursiones en destino como en el restaurante y servicio de habitaciones. Todo el personal fue muy amable en todo momento.
    Cierto es que a la hora de pedir copas era casi imposible en los primeros días pero…teniendo en cuenta la cantidad de gente que éramos les sobrepasó. Tema que fue solucionado con más personal y más barras abiertas en los ultimos días, aunque evidentemente el alcohol no llueve a gusto de todos nunca.
    Respecto al grupo de chicos y chicas de fin de curso, que eran muchos, nos llamó la atención su buen comportamiento en todo momento y eso es raro siendo tan jóvenes y en plena ebullición hormonal, pero hubiera incluso sido lo normal, que menos a esa edad sino disfrutar de pequeños momentos de libertad y los primeros amores. Ya quisiéramos muchos volver a disfrutar de esos momentos tan inolvidables.
    Respecto a la fiesta de disfraces donde Star Wars ganó merecidamente, no me pareció que en ningún momento fueran desfasados de cubatas, yo solo vi un grupo de amigos pasándolo muy bien y que en un momento de risas pillaron a los androides con ganas de seguir riéndose con todos en esas posturas tan comprometidas pero que tanta gracia nos hizo a todos.
    Y si en algo te doy completamente la razón fue en el gran espectáculo que los grupos de este año ofrecieron, donde la Unión se quedó corta tras un super concierto de Javier Ojeda, el cual, nos dejó a todos con ganas de mucho más.

  3. Catherine

    Hola Josan, he de coincidir con el comentario de Eva Garcia. Cierto que el barco no era nuevo, que los camareros no eran suficientes los primeros días pero tomaron nota y mejoraron poniendo barras extras y más camareros en los días posteriores. Pero en conjunto la organización de los conciertos, de las excursiones y el servicio del personal a bordo fue excelente. Y sobre todo lo pasamos muy bien, sin desfase, porque sinceramente no vi desfase a bordo. Vi gente contenta, disfrutando de muy buenos conciertos en su mayoría y con ganas de pasarlo bien, lo cual hicimos. También, lo de botellon Josan, había barra libre, si eso es botellon estoy de acuerdo contigo. Yo recomiendo este crucero porque ha sido inolvidable y para repetir.

  4. Bético

    Bueno, bueno, bueno.¿ Un crucero de ese tipo y yo sin enterarme?.

    El Marketing de Pullmantur no vale un euro. Si lo anuncian bien y lo promocionan debidamente, se peta deochenteros, que comemeos menos y bebemos menos que los jovencitos, aunque más que los jubiletas.

    A la próxima me apunto sin falta. A ver si me entero…

  5. Nazarí

    Muy buena la crónica, me troncho, para repetir a la proxima

    Lo malo las colas tan tremendas para cualquier cosa, Pullmantur se va a quedar en nada como siga así. Pero mas que recomendable el barco ochentero, este ha sido mi segundo año y no me pierdo el proximo

  6. Asier

    Hola, Josan.
    He visto que ya está el libro en amazon.
    Por supuesto me lo voy a comprar, pero ¿sólo está en formato físico?¿va a estar en digital para el Kindle?

    Gracias y un saludo.

    Asier

    1. Elveranomaslargo

      Caray Asier, me has pillado a mitad de proceso de publicación jejeje

      Saldrá en formato físico y en PDF, en Kindle en principio no.

  7. Asier

    Pues nada, cae en formato físico, que estoy impaciente.
    Gracias y un saludo

    Asier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Current month ye@r day *

Follow
Get every new post delivered to your inbox
Join millions of other followers
Powered By WPFruits.com